Mitos y realidades de los edulcorantes

Los endulzantes más utilizados hoy en día son la sacarina, el aspartamo o nutraswet, sucralosa totalmente de origen natural, ciclamato y los más recientes son stevia y tagatosa.

Han existido muchas polémicas sobre el uso de estos endulzantes.
Cuáles son las polémicas en relación a su uso y qué dicen los estudios científicos, ese es nuestro tema de hoy donde se despejan algunos mitos y los verdaderos atributos de los edulcorantes.
Teniendo en cuenta que su uso está ligado por prescripción nutricional y médica a muchos pacientes en el mundo, para bajar de peso y como reemplazo del azúcar en pacientes diabéticos tipo 1 y tipo 2 , y en aquellos con resistencia a la insulina y /0 intolerancia a la glucosa .
Ampliamente utilizados en infusiones, licuados, preparaciones caseras y alimentos industriales de todo tipo, los edulcorantes ya son una sustancia omnipresente en la alimentación diaria. Las nutricionistas solemos incorporarlos como reemplazo del azúcar y han sido destacados sus beneficios para personas con sobrepeso, para el cuidado dental y como ya lo mencioné en control de la diabetes.
Poseen bajo contenido calórico y logran hacer grato al paladar alimentos que tienen sabor amargo o desagradable.
Con una historia de casi un siglo en la alimentación, pese a las controversias que aparecen a diario, lo cierto es que no se registran suficientes evidencias científicas en su contra dentro del rango de la ingesta diaria permitida.
La clave está precisamente en la ingesta diaria admisible ( rda ) , es un valor establecido por los organismos internacionales de salud que varían según el tipo de edulcorante y el peso corporal de cada persona que lo consume. A no preocuparse demasiado: es un límite sumamente difícil de alcanzar, según se puede ver en un informe de la * fao *.
Por lo demás, estudios publicados por la organización mundial de la salud han avalado, por ejemplo, sus beneficios en la salud bucodental.
Los más utilizados en la industria alimentaria son: sacarina, aspartamo, sucralosa de origen natural, ciclamato y los más recientes la hoja de stevia y la tagatosa .

Con respecto a las polémicas analicemos cada uno y así poder diferenciar el mito de la verdad.
Sacarina, sintetizada en 1879, fue el primer edulcorante artificial, es 3 a 5 veces más dulce que el azúcar ( sacarosa ) y es frecuentemente usada para mejorar el sabor de las cremas dentales, alimentos bajos en calorías y dietéticos dentro de estos últimos las bebidas dietéticas .
En 1960, un estudio mostró que altos niveles de sacarina podrían causar cáncer en vejiga de ratones de laboratorio, pero este efecto es producido por un mecanismo que no se encuentra en los seres humanos. La agencia internacional de investigación en cáncer, parte de la organización mundial de la salud pudo concluir, que la sacarina “ no es clasificable como carcinogénico para los humanos”.
Ciclamato, este edulcorante fue prohibido en estados unidos en 1970. Después de una prueba de laboratorio indicó que causaba cáncer en vejiga de ratones. La objeción a este ensayo fue que se realizó con dosis muy altas y además se adujo que los ratones son particularmente susceptibles de padecer esta enfermedad. En conclusión, los hallazgos de este estudio fueron considerados deficientes. Actualmente cuenta con la aprobación en varios países.
Aspartamo, es aproximadamente 2 veces más dulce que el azúcar y puede ser usado como edulcorante de mesa o en postres preparados, congelados, gelatinas y en goma de mascar. Investigaciones muestran un nexo claro entre esta sustancia y el cáncer que todavía no logra en su totalidad ser demostrado. Los pacientes que no lo pueden consumir son los fenilcetonuricos ( personas con error congénito en el metabolismo ), por lo cual el etiquetado de este edulcorante en casi la totalidad de países donde existe debe alertar a la población de que este tipo de paciente no lo puede consumir.
Sucralosa, este azúcar clorado es aproximadamente 6 veces más dulce que el azúcar. Es producido a partir de la sacarosa y se usa en bebidas, postres y demás bebidas dietéticas. A diferencia de los otros edulcorantes puede ser usada en alimentos horneados; la sucralosa es mínimamente absorbida por el organismo y excretada por el organismo, por eso es tan ventajosa en el consumo y en la ayuda terapéutica de nosotros los que trabajamos en nutrición.
Lo cierto es que faltan datos certeros y explicaciones más claras para poder rechazar el consumo de un edulcorante, lo que sí tenemos muy claro que todo pasa por la dosis consumida y así poder encontrar el equilibrio.
La mayoría de los sustitutos del azúcar aprobados para el uso en alimentos y bebidas son compuestos sintetizados artificialmente. Sin embargo algunos sustitutos naturales del azúcar conocidos como el sorbitol y xilitol,  son encontrados en las frutas y algunos vegetales.
Stevia, la estrella del momento. Su origen es una hoja stevia; a pesar de ser dulce, no aumenta la concentración de glucosa en sangre lo cual es muy ideal para los pacientes diabéticos, por este motivo se utiliza como endulzante no calórico. Es entre 250 -300 veces más dulce que la sacarosa.
En el año 2006 la oms ( organización mundial de la salud ) realizó una evaluación exhaustiva de los estudios experimentales reciente de extractos de stevia a cabo en animales incluyendo humanos y concluyó que el esteviosido no es tóxico in vitro o in vivo .
No al exceso, sí a la medida.
En Septiembre del 2014, la revista Nature publicó un estudio donde sugirió que los edulcorantes podrían crear condiciones para la aparición de enfermedades como la intolerancia a la glucosa.
Según este estudio, el exceso de algunos edulcorantes conocidos ( exceptuando la stevia), producían esta condición , pero hay que aclarar que faltan muchos más estudios que logren respaldar esta publicación y no se puede alarmar a la población por este solo artículo, lo que sí es claro y en donde sí existe consenso es que no se puede abusar de los edulcorantes. Y que no hay daño a la salud cuando se consumen en cantidades sensatas y tampoco se pone en duda que son una herramienta fundamental a la hora de reemplazar el azúcar, pero en cantidades muy excesivas podrían perjudicarnos.
Esto último es coherente cuando afirmo  con la línea de pensamiento que manejamos en nutrición: no al exceso, sí a la medida.

Tagatosa, recién salido al mercado, de origen belga, es un endulzante completamente distinto de la stevia y la sucralosa, ya que viene del azúcar de leche, pero en su proceso queda sin rastro de lactosa. Hasta ahora el único endulzante en el mundo que resiste la temperatura y por esto reemplaza todos los atributos del azúcar tradicional, pero sin efecto dañino para la salud
Ésta última fue reconocida por la fao y la oms y asimismo por la fda como inocua para la salud y fue aprobada como aditivo para los alimentos en 2003.

 

 

Angela Patricia Padron
Nutricionista clínica
Youtopia Sport Club, Chile
patriciapadronm@gmail.com
patriciapadron.cl