Inversión directa entre Chile y España

Inversión y balanza comercial.

Aunque España se vio inmersa en un fuerte periodo de contracción económica, la recuperación iniciada en 2011 ha contribuido al aumento progresivo de las inversiones en el exterior con efectos positivos en América Latina.
Por países latinoamericanos, en 2015 Chile encabezó la recepción de capital español al recibir el 29% del total que llegó a la región.

Durante el periodo 2006 – 2010 los datos de inversión española en Chile fueron notablemente negativos afectados principalmente por la crisis financiera que marcó a la economía global. Como consecuencia, únicamente en 2007 se anotó un aumento de la inversión cercana al 26%. Sin embargo, desde 2011 la llegada de capital español parece haber retomado la senda positiva, impulsado por ambiciosos proyectos como la operación concluida por el grupo español Gas Natural Fenosa en 2014.

Las tendencias de la inversión española directa en Chile muestran que entre los principales sectores de destino se encuentran el de la energía, gas y agua. Destacan las iniciativas relacionadas con las ERNC en los que participan empresas españolas con importantes proyectos tales como los presentados por Acciona, Abengoa o Elecnor.

La inversión en infraestructura aparece también como destino destacado del capital español, llevando a cabo proyectos de obra pública y construcción privada. Constructoras y empresas relacionadas han aterrizado en Chile atraídas por las oportunidades que aun hoy día generan el déficit en infraestructura.

Sacyr, OHL o Abertis, entre otras, se posicionan como actores destacados del rubro. El sector de las telecomunicaciones muestra un avance considerable en el que compañías como Telefónica han jugado un rol importante.

Asimismo, un buen número de compañías especializadas en el ámbito de las nuevas tecnologías han entrado en el mercado aprovechando la consolidación de este sector ayudado especialmente por el gran aumento de los accesos a internet gracias a la penetración de la telefonía inteligente y la implementación de la red 3g y 4g.

Cabe resaltar la llegada a Chile no tan solo de grandes corporaciones sino también de un destacado número de PYMES españolas que abarcan una gran variedad de áreas de negocio. Actualmente se estima que están instaladas en el país más de 300 empresas españolas.