Descubriendo el mercado popular de La Vega en Santiago

La Vega Central es uno de los espacios de comercialización de frutas y verduras frescas más pintorescos y tradicionales de la capital. En ella es posible encontrar otras expresiones de la cultura popular, como artesanías y comidas típicas.

Mercado La Vega, en Santiago

Este mercado popular está situado en el barrio de Recoleta, al lado del metro Patronato. Desde hace un tiempo, en el mercado podemos ver la incorporación de la colonia peruana y colombiana, entre otras de menor cuantía.
La historia de este mercado comenzó hace unos cien años, donde iban los agricultores y comerciantes a vender sus productos, y así lo siguen haciendo.
Se fundó como mercado en el año 1912, y hoy en día se ha convertido en uno de los mejores de la ciudad. Se caracteriza por su mezcla de colores, olores y sabores, de sus productos que provienen de las tierras chilenas. Es curioso ver cómo se transforma el ambiente, en cada cambio de estación.
La Vega es el mercado por excelencia de la cultura chilena: allí vamos a encontrar frutas, vegetales, carnes, huevos, aceitunas, ajíes, quesos, embutidos, legumbres, especias y miel.
Temprano en la mañana, a veces incluso antes del amanecer, llegan los camiones llenos, y se preparan para descargar. En ese momento se inicia la venta de los productos agrícolas, y mucha gente, como por ejemplo dueños de restaurantes, aprovechan ese momento porque saben que van a obtener vegetales y fruta fresca, en grandes cantidades, a precios muy económicos.

Recorriendo sus pasillos, se oyen gritos de “casero” y “casera”, que es la forma habitual que tienen los vendedores de

Mercado La Vega

llamar a sus clientes. Es divertido ver como los clientes también se refieren a los vendedores como “casero” y entre todos se entienden.
Es interesante visitar este mercado para conocer la cultura chilena de un lado más auténtico. Se consiguen productos a excelente precio y se pueden probar frutas raras y nuevas. Se vive el verdadero clima de mercado, con los vendedores ofreciendo sus productos a viva voz.
Se pueden ver todo tipo de frutas y verduras, choclos enormes, calabazas gigantes, frutas chilenas, frutos rojos de muchas variedades, solo hay que recorrer sus pasillos con paciencia y comparar los precios de los puestos de adentro. También hay locales de jugos de frutas naturales muy baratos, se eligen las frutas y lo preparan en el momento.
Actualmente se pueden encontrar muchos productos de origen peruano, desde verduras hasta especias, ideales para cocinar platos típicos peruanos.
En La Vega convergen simpáticos vendedores, típicos restaurantes y ávidos compradores de todos los estratos sociales, destacando un punto de vida popular y autenticidad patrimonial.