¿Cotizar en Chile o en España?

¿Cotizar en Chile o en España? ¿Cómo es el proceso? ¿Se pueden recuperar los fondos de la AFP? ¿Qué tengo que hacer?

Estas preguntas son recurrentes entre los españoles que trabajan en Chile, así que os voy a hacer un pequeño resumen, para ayudaros a tomar la mejor decisión a la hora de cotizar en Chile o en España.
La regla general establece que la obligación de cotizar en Chile rige para todos los trabajadores dependientes que desarrollan una actividad remunerada.
Sin embargo, existen ciertas excepciones y especificaciones que conviene conocer a la hora de tomar la decisión.
Existen varias alternativas para un trabajador español (o cotizante en España) en Chile respecto a sus cotizaciones:

Cotizar en Chile y recuperar los fondos cuando se marcha del país.

Esto tiene la ventaja obvia de la recuperación del dinero (que siempre viene bien), pero el inconveniente de que los años cotizados en Chile no cuentan para el cómputo de los años necesarios para cobrar la pensión en España. Por lo tanto, si estás cerca de la jubilación o no tienes suficientes años cotizados en España, piensa bien si te compensa hacer esto.
Para recuperar los fondos de la AFP se deben cumplir tres requisitos: ser profesional, tener un certificado de la Seguridad Social española y dejar señalado en el contrato (o en un anexo posterior) que sigues afiliado a la Seguridad Social de España.
Hay quien no tiene claro la diferencia entre estar afiliado y cotizar, así que lo aclaro: te afilias cuando te das de alta, y no te desafilias nunca, a pesar de que no estés cotizando (es decir, pagando) en España.
Por lo tanto, como decía antes, para solicitar la recuperación de los fondos de la AFP es necesario demostrar que se es profesional (mediante un título universitario apostillado), conseguir el certificado de la Seguridad social y tener el contrato o el anexo. Suena fácil, ¿verdad? Quienes hayan pasado por el proceso saben que no lo es…siempre te va a faltar una firma, un sello, una huella…
La sola obtención del certificado de la Seguridad Social es toda una aventura en sí misma, porque, para qué engañarnos, los funcionarios en nuestro país a veces se las traen…
Bien, ya has conseguido todos los documentos, las firmas, sellos y apostillas y lo presentas; “en 10 días tendrá una respuesta”, te dicen, y ahora a esperar, ya que no suelen ser 10 días.
De repente, un día recibes un mail o una llamada (o vas tú a reclamarlo, que también) y te dan la alegría de que te devuelven los fondos, pero… ¿por qué el importe es menos de lo que yo pensaba? ¿dónde está esa diferencia? Pues amig@ mí@, te han descontado los impuestos que no habías pagado por esos importes, así que ahí no hay mucho que puedas hacer.
La cantidad que te descuentan depende de tus ingresos y del porcentaje de impuesto que te corresponde, por lo que no es un porcentaje fijo.

No cotizar en Chile y seguir cotizando en España.

El personal técnico extranjero no está obligado a cotizar en Chile (salvo por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales) siempre y cuando el trabajador se encuentre afiliado a un régimen de Seguridad Social fuera de Chile, “que le cubra al menos en los casos de enfermedad, invalidez, vejez y muerte”.
Es decir, para poder acogerse a esta exención, se debe indicar en el contrato de trabajo la voluntad de continuar afiliado a la Seguridad Social española y además debe probar su calidad de “técnico”, calidad que se demuestra aportando un certificado de estudios con la Apostilla de la Haya.
Como se puede ver, traer el título apostillado desde España es una buena idea en ambos casos, así que si estás pensando en venir a Chile, tómate el tiempo de hacerlo antes de viajar. Si a pesar de esto no lo hiciste, ya sabes que nosotros te podemos ayudar con el proceso en España.
En este caso no es obligatorio traer el certificado de la Seguridad Social a los efectos de la cotización, pero sí conviene ir a la Seguridad Social para que te entreguen el documento por el que estás cubierto por la Seguridad Social de España a través de Fonasa en Chile, gracias al convenio que existe entre ambos países.
En cualquier caso, y teniendo en cuenta lo cara que es la atención sanitaria en Chile, como recomendación personal, siempre que se pueda es interesante tener un seguro contratado por si ocurre algo durante la estancia.

Cotizar en Chile como cualquier trabajador chileno, y cobrar esos fondos cuando se jubile.

Aunque existe esta opción, por motivos obvios casi nadie la utiliza, pero como indiqué previamente, debes contemplarla en función de tu edad y de los años que tengas cotizados, ya que los años que cotices en Chile te contarán en el cómputo de los años necesarios para cobrar la jubilación en España, aunque cobrarás la pensión que te corresponde de España por un lado, y la que te corresponde por los años cotizados en Chile, por otro.

 

Artículo escrito por Carla Lazzerini.

CONTACTO

Dirección: Cerro Colorado 5870 of. 101, Las Condes

Teléfono fijo: (56-2) 29515843

Email clazzerini@newexperience.cl