Cámara de Comercio de Barcelona: economía catalana y galardonados con distinciones

La economía catalana se acelera en la primera mitad del año y la previsión anual se revisa al 2,8%.

La economía catalana se ha comportado durante los primeros meses del año 2017 mejor de lo previsto. Según las estimaciones de la Cámara y AQR-Lab, el PIB ha crecido a un ritmo entre el 0,8% y el 0,9% trimestral durante los dos primeros trimestres del año 2017. Esto supone ritmos de crecimiento superiores a los de finales de 2016.
Estos datos son compatibles con una moderación de la tasa interanual, desde el 2,8% en el cuarto trimestre de 2016 hasta el 2,7%  el primer y segundo trimestres de 2017.
La confirmación de las expectativas favorables se debe al buen comportamiento del empleo y del sector exterior.
Las encuestas de clima empresarial confirman este pronóstico.
El indicador de confianza empresarial se mantiene constante el primer trimestre del año, pero repunta en el segundo trimestre hasta un máximo de la serie histórica.
Todos los sectores mejoran la confianza en el segundo trimestre, pero destaca el aumento en el sector de la construcción.
Los tres principales factores que explican el dinamismo de la economía catalana son:
1) La fortaleza de la creación de empleo.
2) El dinamismo de la economía mundial.
3) El mantenimiento de condiciones financieras favorables a la inversión.

PREVISIONES ECONÓMICAS 2017 Y 2018.
La situación económica es un poco mejor que la que presentaban hace tres meses, por lo que revisamos al alza una décima su previsión de crecimiento para el 2017, desde el 2,7% al 2,8%.
Concretamente, sus proyecciones anuales de PIB para la economía catalana muestran una ligera moderación en 2017 (2,8%) y en 2018 (2,4%), sobre todo cuando se compara con el buen registro alcanzado en 2016 (3, 5%), aunque no se descartan futuras revisiones al alza según evolucione el contexto geopolítico y el precio del petróleo.

 

El Gobierno distingue el presidente de la Cámara de Barcelona, Miquel Valls, con la Cruz de Sant Jordi: la Cruz  es uno de los máximos reconocimientos que otorga la Generalitat.

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, ​​Miquel Valls, recibió la Cruz de Sant Jordi por parte del presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont. La distinción reconoce la labor de Miquel Valls en las instituciones empresariales del país y su contribución a la mejora de la competitividad de las empresas catalanas y su apertura a los mercados internacionales. Del mismo modo, el galardón valora la contribución al desarrollo económico y la proyección exterior de Cataluña desde la presidencia de la Cámara de Comercio de Barcelona.

La Cruz de Sant Jordi es uno de los máximos reconocimientos que puede recibir una persona o entidad por parte de la Generalitat, y los distingue por sus servicios prestados en Cataluña. Este año, el presidente Carles Puigdemont entrega esta distinción a 29 personalidades y 24 entidades. En el acto también asistieron el consejero de Cultura, Santi Vila; la presidenta del Parlamento, Carme Forcadell; y varios miembros del Gobierno.

Máxima distinción corporativa a Ramon Moreno y Juan Sunyé.

En Barcelona, el 11 de Junio, el Director de Casa Asia y el Primer Introductor de Embajadores de España recibieron la Medalla de Honor de la Cámara, distinción que se otorga desde hace más de 100 años.

La Cámara de Comercio de Barcelona ha entregado la Medalla de Honor de la corporación al Director General de Casa Asia, Ramón Moreno, y al Primer Introductor de Embajadores de España, Juan Sunyé, por su valiosa colaboración, desde  sus respectivos cargos, en el apoyo de las empresas de la Cámara.

La Cámara de Barcelona ha reconocido la valía, el esfuerzo y la tenacidad de Ramon Moreno como Director General de Casa Asia hasta conseguir ponerla al servicio de las empresas que se quieren internacionalizar. Su liderazgo institucional al frente de Casa Asia ha situado la institución como referente en la promoción de las relaciones con el polo geográfico y demográfico más dinámico del planeta en la región del Asia-Pacífico.

El Primer Introductor de Embajadores de España, Juan Sunyé, en el transcurso del acto de entrega de medallas, impartió la conferencia La negociación diplomática como vía para la resolución de los conflictos. Ante una nutrida audiencia de empresarios y altos directivos, con la presencia de la Delegación del Gobierno en Cataluña, además de representantes diplomáticos y consulares, el embajador Sunyé disertó sobre la importancia del arte de la negociación por encima de las diferencias ideológicas y pasionales.
El Presidente de la Cámara de Barcelona y del Consulado de Mar, Miquel Valls, valoró la importancia de contar con un servicio diplomático de elevada calificación que se adapte más y mejor a las necesidades empresariales en un contexto de marcada globalización e internacionalización de los agentes económicos y sociales.

Las Medallas de Honor de la Cámara de Comercio de Barcelona representan un símbolo de distinción que otorga la institución desde hace más de 100 años a aquellas personalidades que se distinguen por su contribución al progreso económico y social de la ciudad y del país. Varias personalidades tanto nacionales como extranjeras han recibido la Medalla de la Cámara a lo largo de su historia, desde jefes de estado y de gobierno, hasta alcaldes y otras personalidades relevantes del mundo de la política, la economía y la sociedad civil .