Como Agua para Chocolate

Paseando por el Barrio Bellavista de Santiago de Chile, nos encontramos con un restaurante, conocido por sus clientes como uno de los restaurantes más afrodisíacos, o restaurante del  amor. Para  averiguarlo, vamos a ver a  Lily Nissim, la dueña del restaurante Como agua para Chocolate, y así nos lo cuenta:

“Soy Lily Nissim, del restaurante Como agua para Chocolate y vengo a hacerles una invitación a que conozcan este lindo restaurante, esta preciosa zona, el Barrio Bellavista, barrio de la cultura, barrio de la bohemia.
Tal vez somos los más antiguos del barrio, llevamos abiertos casi 18 años, y 18 años a tablero vuelto, que mira que conseguir reserva acá no es fácil.
Esto partió con una idea de traer un poco de pequeños pedacitos de distintos lados de nuestra América querida, todo partió con un viaje a Méjico, donde hicimos una ruta por San Miguel de Allende, y pueblos escondidos: de allí hemos traído piletas, rejas, historias y sabores de esta zona, y en conjunto con un gran diseñador, que es un tremendo arquitecto, hemos hecho un patio, que simula un patio de cualquier lugar de esta América del centro. Es un patio que los recibe con una luz esplendorosa, y con detalles que tienen que ver con Méjico, Guatemala, Honduras, y también nuestro querido Chile. Hemos traído pedacitos de cada rincón, un poco de historia. Y hoy día ofrecemos que vengas a vivir una experiencia. Comer puedes comer en cualquier sitio, sin embargo aquí vienes a comer, a disfrutar, a gozar y a emocionarte. Y para ello, el lugar habla solo, te transportas a otro sitio. Y nosotros ayudamos con una decoración con mesas con pétalos de rosa, con una atención de garzones que van a hablar en tu idioma, si hablas portugués, si hablas francés, si hablas inglés, si hablas español, con una gran sonrisa. Tenemos una carta bien completa, que te va a sorprender: platos para compartir, platos individuales, donde tiene nuestro mar, nuestra costa, y también para los carnívoros, la carne que no falte. Si estás en la onda vegetariana también lo encontrarás. Ahora, si eres vegano/a, ¡nos has puesto en un aprieto! Pero también tenemos opciones. Hemos recibido el premio que en Chile se llama El Premio de Gastronomía de 7 tenedores; 7 es el número máximo en evaluación escolar, también se usa para evaluación gastronómica, y recibimos el premio de manos de una revista especializada “Weekend”, es un gran orgullo. Contamos con una gran gastronomía premiada. Y tenemos programas distintos para el común de la gente, los fines de semana tenemos música en vivo, es entretenido, todo el mundo canta. Si eres romántico, alguien dijo que este restaurante era afrodisíaco. Es probable, no lo sé, los clientes lo dicen. Tenemos pedidas de mano todos los días. Decoramos las mesas especiales, en las pedidas de mano sorprendemos con un postre que diga “quieres casarte conmigo”, “quieres ser mi novia”. Proponemos diversas opciones y los novios eligen. Pero no te creas, no somos machistas, también tenemos chicas que piden matrimonio. Así que da lo mismo, te vamos a sorprender, y tú vas a sorprender a tu pareja. Luego los garzones les traen copas para hacer un brindis y muchas veces las mesas se acoplan al brindis y todos brindan por esas parejas. Es una de nuestras cosas habituales que te puedes encontrar, pedidas de mano. Pero para grupos organizados también hemos pensado unir la cultura con la gastronomía y la diversión. Para grupos hacemos la ruta del pisco sour, los recibimos frente al bar, cada cliente tiene su propia coctelera, y les enseñamos la historia del pisco, de donde viene el pisco, dónde nace el pisco, cómo salió la famosa receta del pisco sour chileno. Cada uno va cocteleando, nos reímos, aprendemos, lo probamos, y por ahí no falta quien pregunta “¿y cuál es la diferencia del pisco sour peruano?” y les enseñamos, siempre con el máximo respeto, nunca diciendo cual es mejor, o cuál es peor. Es una gran actividad, lo gozan, se divierten, toman, degustan, y aprenden. Y esa es nuestra invitación.
Tenemos comida de autor, no tenemos los platos clásicos, tenemos muchas preparaciones en base a marisco y también a carnes. De tal manera que es una comida sofisticada, diferente y sabrosa.
El congrio almendrado es nuestro clásico, es un congrio con capas de almendras, servido sobre una cama de espinacas a la crema, es extraordinario. Yo diría que es el menos bonito, pero es sabroso como él solo.
Tenemos otro que se llama filete “vigor y pasión” un medallón de filete de vacuno, guardado en panceta con queso fundido encima, bañado en salsa de tres pimientas, montado sobre verduras al wok, que ni te cuento.
Tenemos salmón a las finas hierbas, merluza a la diabla con un mix de mariscos con cierta malicia en su picor. Tenemos terneritas, cordero, una tabla con todo lo que te guste de marisco, ostras, camarones, enfin.
Los postres. Aquí tenemos muchos postres, en base a chocolate. Si eres amante del chocolate, este es tu lugar; aunque también hemos pensado en aquellos que no. Hay una torta que dicen que es la mejor de Santiago. Que lleva 17 años en la carta, se llama torta de tres leches, para dos personas. Dicen que no hay igual, se usa mucho para pedidas de matrimonio. Es dulce, es coqueta, no es empalagosa y es preciosa. ¿Qué más se puede pedir?
Mi invitación incluye, más que vengas a almorzar o a cenar, que hagas una visita por este barrio, un gran barrio, que te recibe con un cerro majestuoso, subes el cerro caminando, luego bajas en el funicular. Vas a pasar por una calle que se llama Pío Nono, la calle más joven de la bohemia: es de compartir una cerveza. Pero cuando cruzas esta calle, ya empiezas a encontrar la gastronomía, que está todo junto, esto es fabuloso. Aquí también está la casa de Pablo Neruda, gran poeta, no dejes de visitarla, te fascinarás, es un viaje hacia mentes diferentes, abrirás tu forma de pensar, conocerás nuevos personajes, conocerás nuevas formas de vivir, te encantará. Tiene el Patio Bellavista, donde hay cultura, a través de muchas esculturas que están rodeando los patios, gastronomía y artesanía. Bellavista es más que un restaurante, es un barrio de la cultura, de la gastronomía y de la bohemia.”